Espacio para la difusión de información Médica, Nutrición, Homeopatía, Naturismo, Herbolaria y Ejercicios

viernes, 24 de febrero de 2012

NIÑO SULPHUR

Hay dos tipos de niños Sulphur.

-El primero es de constitución fuerte, de cabello grueso, cabeza grande, mucha coloración con piel áspera y extremidades, manos y pies enrojecidos. También presenta los labios, orejas y párpados enrojecidos, con blefaritis y orzuelos.


A los niños Sulphur les gusta la comida dulce y condimentada

- El segundo tipo es delgado, con la cabeza grande y las piernas larguiruchas, de abdomen grande, con la piel pálida, áspera y seca con tendencia rajarse o agrietarse. Se trata se un niño lastimoso, andrajoso, que se fatiga fácilmente, propenso al lloro; cualquier intento de consuelo le molesta. Incapaz de mantenerse de pie por largo tiempo, se irrita si tiene hambre.

- Los niños Sulphur de constitución fuerte son pendencieros, impacientes, críticos, buscan las faltas en los demás, descontentos y perezosos debido posiblemente al cansancio tras realizar esfuerzos.

- No le gusta que se entrometan en sus cosas. Lento, torpe y malhumorado, si bien cuando se anima puede ser alegre e interesante, amigable y a menudo inteligente. Están muy satisfechos con sus posesiones; los juguetes, la familia, el coche son todos mejores que los de los demás.

- Irritación de la piel, se empeora por la noche y con el calor. El rascado le produce una sensación agradable. Cada tipo de erupción presenta una intensa irritación en sus variadas modalidades.

- Enrojecimiento de los orificios: nariz, orejas, boca, uretra, ano. Se agrava con el calor pero el mecanismo es inestable, olas de calor y escalofríos.

- Algunas veces la cabeza está caliente y las manos frías, o bien las manos calientes y los pies fríos; no todos los Sulphur tienen los pies calientes.

- Se agravan al bañarse.

- Huelen tanto sus erupciones como las supuraciones o la sudoración.

- Le gustan mucho las comidas sabrosas y fuertemente condimentadas, así como los dulces. Quiere comidas que se escapan de la normalidad.

- Después de las comidas se siente lento y somnoliento.

- La leche le sienta mal, pudiendo producirle diarrea.

- Algunos niños, como en el caso de los adultos, les gustan las grasas.

- Normalmente son niños estreñidos con un vientre grande.

- Tienen pesadillas terroríficas.

- Supuraciones nasales crónicas, malolientes, escoriantes.

- Amigdalitis crónica teniendo la garganta congestionada con una sensación de mucho calor y un aliento muy maloliente. Normalmente se ven afectadas otras glándulas del cuello. Se acompaña durante las crisis con tiritona, sed y sudoración.

- Supuración crónica de los oídos, escoriante con dolor que se empeora con las aplicaciones calientes.

- Trastornos respiratorios: se enfría por una corriente de aire, si bien no puede permanecer en un ambiente sofocante.

- Ictericia en niños.

- Reumatismo con calor, sudoración, lengua roja con agravación conel calor y alivio con el movimiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario